Discurso para la ceremonia de graduación de egresados de programas de Maestría del Centro de Estudios Jurídicos Carbonell AC.

Discurso para la ceremonia de graduación de egresados de programas de Maestría del Centro de Estudios Jurídicos Carbonell AC.

Discurso para la ceremonia de graduación de egresados de programas de Maestría del Centro de Estudios Jurídicos Carbonell AC.

Miguel Carbonell / Director del Centro de Estudios Jurídicos Carbonell / diciembre 2020

Queridas alumnas y queridos alumnos del Centro Carbonell:

Permítanme antes que nada dirigirme a quienes han sufrido de manera personal o en su entorno familiar afectaciones a la salud derivadas de la pandemia. Les deseo a Ustedes una pronta recuperación y que, en la medida de lo posible, consigan a la brevedad recuperar ese bien tan apreciado que es el bienestar físico y emocional.

Estamos llegando al final del que para muchas personas ha sido el año más difícil de sus vidas. Un año que sin duda alguna pasará a la historia de la humanidad y que nos tocó vivir de primera mano. El 2020 formará parte de los sucesos extraordinarios en el devenir de la humanidad, como lo han sido años tan emblemáticos como 1917, 1945, 1968, 1989, 1994 o 2001. Son años en los que lo extraordinario sucede y que se viven solamente una vez en la existencia de una generación. Ahora nos tocó a nosotros.

Millones de personas en el mundo han visto afectadas sus vidas por un virus al que no podemos ver, pero que trastoca nuestras existencias. Hemos intentado hacerle frente y derrotarlo, haciendo un gran esfuerzo para limitar nuestros contactos sociales y disminuir la cercanía con nuestros seres queridos. Se ha requerido mucha tenacidad, paciencia y responsabilidad.

En los meses anteriores ha cambiado nuestra percepción de muchas cosas que dábamos por hecho, quizá indebidamente. Hoy valoramos como nunca antes el poder respirar, el poder abrazar a nuestras familias, el poder salir a la calle sin miedo, el viajar, el ir a un restaurante, incluso el salir al parque para disfrutar del entorno natural. Son cosas que, una vez que se supere este estado de conmoción en el que estamos instalados, deberíamos seguir tomando en cuenta y apreciando de manera consciente.

Pero todo lo anterior seguramente ya lo saben y seguramente no hace falta que se los recuerde una vez más. Hemos tenido tiempo de sobra para aprenderlo, pensarlo y meditarlo hasta el agotamiento. Estoy cierto de que no habrá habido ni un día ni una noche en la que no hayan pensando en lo anterior y en el significado profundo de nuestra propia existencia, el lugar de nuestros afectos, el signo de nuestras vidas, la dirección de nuestros empeños, lo que queremos lograr y no hemos alcanzado, pero también lo mucho que tenemos y de lo que podemos legítimamente sentirnos orgullosos.

Y de eso trata precisamente esta ceremonia digital. Queremos celebrar la vida y la oportunidad que nos ofrece para estar juntos mientras permanecemos separados. Hoy festejamos a varios grupos de Maestría que han logrado llegar a la meta. 45 personas extraordinarias han terminado su programa académico de posgrado. Nos sentimos profundamente orgullosos de todas y todos Ustedes. Desde mi punto de vista, son ustedes un ejemplo a seguir por su laboriosidad, por su empeño, por su compromiso con el aprendizaje y porque no se rindieron a pesar de la dureza de las exigencias que pusimos frente a Ustedes.

No fue sencillo estar tomando horas y horas de clase mientras la pandemia acechaba a la vuelta de la esquina, mientras tal vez algún familiar o incluso Ustedes mismos estaban viendo afectada su salud o amenazada su vida por el coronavirus. El vendaval de contagios rugía con fuerza y sigue rugiendo, pero Ustedes no se rindieron. Superaron todas las pruebas, por difíciles que fueran. Pusieron atención a sus profesores y, en su gran mayoría, tuvieron el ánimo y el deseo de participar en clase, de mantener diálogos constructivos con sus profesores y con sus compañeros, demostrando una entereza personal y un compromiso académico admirables.

Para nosotros como Centro educativo no fueron tampoco meses fáciles. Aunque teníamos casi cuatro años de experiencia previa impartiendo clases en línea y desarrollando muchas actividades en entornos digitales, a partir de la segunda mitad del mes de marzo tuvimos que reinventarnos de la noche a la mañana. El cambio fue muy profundo y afectó a todas y cada una de nuestras áreas, desde que el 17 de marzo le comunicamos a nuestra gran comunidad académica que cerrábamos las instalaciones de la calle Nápoles número 39.

A partir de ese día hemos tenido la oportunidad de preguntarnos cuál es el sentido de este proyecto educativo. ¿Qué significa el Centro y cuál es su misión?

Hoy les puedo dar una respuesta sencilla y directa: nuestro significado, nuestra misión y nuestra razón de ser son ustedes. Cada vez que me tocaba preparar alguna clase hasta altas horas de la madrugada pensaba en alguno de Ustedes y mi cansancio desaparecía. Cada vez que nos preguntamos si valía la pena abrir un nuevo diplomado u ofrecer nuevos cursos en línea, el pensamiento de las decenas de alumnos que se han inscrito a nuestras anteriores convocatorias borraba cualquier duda.

Lo pensé cientos de veces y sigo convencido: mientras haya alguien que quiera aprender allí estaremos, siempre dispuestos a enseñar y a dar lo mejor de nosotros mismos en el proceso de crecimiento intelectual que resulta de cualquier empeño académico.

Hay muchas cosas que, si volteamos la mirada a los meses anteriores, nos duelen y nos molestan. Ninguna de ellas las podemos borrar, pero sí podemos darnos cuenta de quiénes somos y de todo lo que hemos logrado. Siendo los mismos, somos a la vez más fuertes, más sensibles y más humanos. 

Somos la tenacidad de Héctor y de Marco Flavio que viajaron desde Poza Rica y desde Aguascalientes durante largas horas para poder tomar muy temprano sus clases, somos los apuntes perfectos e impecables de Fernanda, quien a la buena letra suma un compromiso indeclinable en los temas de género, somos la complicidad conyugal y el esfuerzo compartido de Karina y Ricardo quienes también venían a clases desde muy lejos y siempre lo hacían con una sonrisa y una disposición fabulosa para aprender, somos la juventud de Jaime, somos la responsabilidad y la capacidad de escuchar de Yuriri, pero también somos el talento y el liderazgo de nuestro equipo de trabajo en el Centro. Somos el empuje de Raúl, la atención de Karina, el seguimiento permanente de Montse, la amabilidad de Bety, la pulcritud de Mateo y de Fernanda y la capacidad organizativa de Mónica. Somos el enorme talento de nuestros profesores: Carla, José Luis, Linda, Erick, Jorge, Luis Felipe, Jaime Antonio, Arturo, Alfonso, Mauro y tantos otros que lo han hecho posible.

Para todos ellos y para todos Ustedes, gracias, mil gracias, un millón de gracias. Hoy celebramos no un final, sino una etapa más dentro de un proceso interminable de estudio. Somos estudiantes de derecho. Lo hemos sido, lo somos hoy y lo seguiremos siendo el día de mañana, el año que viene y siempre mientras sigamos con vida. Nuestro compromiso con la ciencia jurídica no termina nunca. No puede terminar. Queremos aprender y queremos seguir creciendo. Eso es también aquello que somos y que ninguna circunstancia adversa nos puede arrebatar.

2020 será recordado como el año en el que perdimos muchas cosas, pero también en el que ganamos en sabiduría, en afectos, en proyectos y en ilusiones. Ningún virus, ninguna pandemia, ninguna dificultad nos pudo derrotar.

Les expreso a todos los graduados y a sus familias nuestra más efusiva felicitación. Felicidades por haber llegado hasta aquí. Gracias por haber confiado en nosotros para sus estudios de posgrado. Hemos hecho el mayor de nuestros esfuerzos para estar a la altura de sus aspiraciones. Hemos podido enseñarles muchos temas jurídicos, pero ha sido mucho más lo que Ustedes nos han enseñado a nosotros sobre el valor de la amistad, sobre la fortaleza del carácter y sobre el significado del compromiso. Por todo ello, también, les doy las gracias a título personal y en nombre de todos los que trabajamos en el Centro.

Muchas felicidades, muy feliz Navidad para todas y todos y lo mejor para el año que está por comenzar.


Puede que estés interesado en…

Maestrías 100% online

Estudia una maestría completamente en línea bajo una metodología eficaz y práctica de aprendizaje.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: